Dientes blancos

El color de los dientes es uno de los temas más demandados a nivel bucal. Por eso mismo queríamos hacer un artículo con algunos consejos para poder mantener la sonrisa blanca tanto a corto como a largo plazo.

Es verdad que en casa se pueden seguir hábitos de higiene bucodental que permitan mantener los dientes más blancos durante mucho tiempo. También existen tratamientos para blanquear los dientes que harán que pueden conseguir el tono que se desea o que más se adecúe a las características de la persona.

Pero, lo primero que queremos es explicarte qué son los tonos de blanco en los dientes y por qué los dientes pueden quedar manchados con el paso del tiempo.

Tonos de blanco en los dientes

Existen cuatro rangos distintos que dividen el color de los dientes y que sirven como guía. Se tratan de los A (marrón rojizo), B (amarillo rojizo), C (gris) y D (gris rojizo).

Cada rango tiene niveles diferentes de claridad y oscuridad. Estos niveles, junto a este rango, conforman un cuadro en el que se encuentran y representan todos los posibles colores que pueden tener un diente.

Por otro lado, se debe tener claro que, alrededor del 70% de la población, dispone de dientes naturales que se encuentran en rangos de blanco promedio (denominados como A3).

¿Por qué se manchan los dientes?

Las manchas en los dientes pueden aparecer por muchas razones. Un deterioro en el esmalte hará que los dientes se vean más amarillos. Los alimentos ácidos, el bruxismo o cepillarse los dientes con gran fuerza puede deteriorar el esmalte y hacer que los dientes pierdan su color natural.

Por otra parte, consumir de alimentos como café, el alcohol o hábitos como fumar, hace que los dientes se vean marrones.

Finalmente, también pueden aparecer manchas blancas en la dentadura si se tienen zonas descalcificadas. Esto indica que el diente tendrá una caries futura. A su vez, el usar productos inapropiadamente que contengan exceso de flúor, en el caso de los niños puede provocarles manchas blancas por fluorosis dental.

Consejos para conseguir los dientes blancos

Cuidar los hábitos de higiene bucodental, la alimentación, evitar hábitos nocivos como fumar o beber alcohol… son algunos de los consejos que harán que la boca luzca en perfecto estado. Es importante, no olvidarse de visitar al dentista cada 6 meses o, como mínimo, una vez al año para que el cuidado
bucodental sea perfecto.

A continuación, desarrollamos en profundidad los sencillos pasos que se deben realizar para que los dientes permanezcan lo más blancos posibles durante el máximo tiempo.

1. Cuida tu limpieza bucal

La limpieza bucal se debe realizar diariamente junto con limpiezas bucales profesionales periódicas ya que son las principales herramientas para acabar con el sarro y la placa de los dientes. Estos dos componentes pueden hacer que los dientes se vean amarillentos debido a la película adherente que forma encima del diente. Por lo tanto, la limpieza es vital para que los dientes siempre
se mantengan blancos.

2. ¡Cuidado con los alimentos que manchan tus dientes!

Existen alimentos que, al masticarlos, pueden variar la coloración natural de los dientes. Entre ellos se encuentran los más comunes como el café, el té y el vino.

No obstante, hay que hacer referencia a otros no tan conocidos pero que, sin lugar a duda, pueden decolorar la sonrisa. En este caso hablamos de alimentos ácidos como la naranja y el limón, frutas y verduras con colores intensos como las frambuesas y la remolacha, los refrescos carbonatados, las bebidas energéticas y algunas salsas como el ketchup y la salsa de soja.

Por lo tanto, es importante en la medida de lo posible evitar estos alimentos y, si se consumen, realizar una buena higiene bucal justo después. Una buena práctica sería usar una pajita para evitar que el líquido esté en contacto con los dientes frontales. 

3. Añade a tu dieta alimentos que tengan propiedades blanqueadoras

Acabamos de ver alimentos que pueden manchar la dentadura, pero ¿existen alimentos que puedan contribuir a su blanqueamiento? La respuesta es sí.

Entre ellos encontramos:

– El brócoli y la coliflor: requieren mucha masticación, haciendo que el cuerpo segregue más saliva y actúe como un limpiador natural.
– Las fresas: contienen una enzima que hace que los dientes estén más blancos.
– Los lácteos: su ácido láctico fortalece el esmalte de los dientes y los blanquea.
– Las manzanas: al masticarlas limpiamos la boca.
– El apio: contribuye a mantener los dientes blanco y las encías sanas.

4. Las propiedades del vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene propiedades blanqueadoras naturales. Aunque los resultados no son instantáneos, realizar enjuagues durante varias semanas con vinagre de manzana ayudará a eliminar las manchas y blanquear los dientes.

No obstante, esta técnica hay que usarla moderadamente ya que su uso excesivo podría dañar los dientes debido a su concentración ácida.

5. Cambia el cepillo dental cada 3 meses

El cepillo de dientes manual o el cabezal en un cepillo eléctrico debe ser cambiado en un máximo de tres meses. Se trata de un elemento que dispone de multitud de bacterias que si no se hace se trasladarán a la boca, además de perder eficacia en el cepillado diario.

6. Evita cepillarte con fuerza

Un cepillado agresivo hace que el esmalte sufra y, por tanto, los dientes se puedan volver más amarillos. Hay que vigilar que las cerdas del cepillo, además de que estén en perfecto estado, no apliquen demasiada fuerza a los dientes.

7. Utiliza hilo dental

Al menos una vez al día. Se eliminarán restos de alimentos de los dientes, muelas y encías que quedaban ocultos o bien no se han podido eliminar con el cepillado.

8. Enjuágate con colutorios

La utilización de colutorios o enjuagues bucales eliminará las bacterias restantes de la boca tras el cepillado además de proporcionar un aliento fresco y una sensación de limpieza. También se puede utilizar una pasta de dientes blanqueadora una o dos veces a la semana para evitar el color amarillento.

9. Mantén limpia tu lengua

Además de los puntos anteriores, es esencial cuidar y mantener la higiene de la lengua. Para ello se puede utilizar raspadores de lengua por las mañanas, de esta manera se elimina de la placa bacteriana generada durante la noche mientras dormimos.

10. ¿Tienes los dientes muy manchados?

Si tienes los dientes muy manchados o amarillentos y no mejoran con estos consejos que te hemos dado, da el paso y realízate un blanqueamiento dental. Una vez realizado el blanqueamiento, ¡no te olvides de aplicar estos consejos
que te hemos dado!

Clínica Dental Siglo XXI tienen una amplia experiencia en el cuidado y tratamiento de la boca, no dudes en consultarnos cualquier duda que te pueda surgir al respecto.

Compartelo

Clínica Dental Siglo XXI
Clínica Dental Siglo XXI

Clínica Dental Siglo XXI, nació en 2005 y desde entonces hemos atendido a miles de pacientes, siendo nuestro deseo atender a muchos más.👩🏼‍⚕️

Posts Relacionados:

Buscar:

Novedades del Blog